Logo

11618 - Mística, filosofía y teología en el ámbito de la enseñanza universitaria.

 La Mística presenta múltiples, variadas y profundas conexiones con la filosofía y la teología. En el ámbito de la filosofía moderna, Kant[1] utiliza el término Schwärmerei (misticismo) como una doctrina secreta, una sabiduría infusa en el hombre, desde arriba, por inspiración, no conseguida por los medios humanos, un verdadero oxímoron[2] (ὀξύμωρον, oxymoron) en lo que se representa lo trascendente como inmanente. Schwärmerei es la significación más general de un paso emprendido según principios más allá de los límites de la razón humana, la posesión de una sabiduría superior que produce el misticismo moral y religioso. En el Tractatus, Wittgenstein, designa experiencias límites «No cómo el mundo es, sino que el mundo es, eso es lo místico» (6,44) aludiendo a otro ámbito de lo real del que no se puede hablar (Tractatus 7) pero del que necesitamos hablar, como también lo apunta Michel de Certeau, en la fábula mística.

 En el ámbito de la teología moderna encontramos muchos teólogos que se refieren a la mística como experiencia de Dios. Entre ellos podemos citar a Rhanner, quien afirma que la Mística es una experiencia que todo hombre o mujer pueden llegar a tener. Para él, vivimos ya en un universo agraciado en el que la gracia transformante ha entrado, no solo como una posibilidad sino como una realidad. Así, Jesús ha cambiado  la historia humana, iniciando un proceso de autocomunicación y salvación divinas. Y en este sentido vislumbra que el cristiano del futuro o será un místico, es decir, alguien que ha experimentado algo o no será nada en absoluto. En este mismo sentido, Panikkar, se refiere a la mística como experiencia de Dios, entrega de un corazón con creyente esperanza al amor y al prójimo. Y Zubiri, a su vez, nos dice: no es que el hombre tenga experiencia de Dios, sino que el hombre es experiencia de Dios, la experiencia de Dios no es una experiencia al margen de la vida cotidiana, de lo que hombre hace, sino que es justamente la manera de experienciar en esa vida cotidiana la condición divina que constituye al hombre.

 


[1] KANT, Inmanuel (1975) Crítica de la razón práctica. Madrid: Espasa- Calpe, p 125.

[2] En el diccionario de la lengua española, esta palabra griega es una combinación en una misma estructura sintáctica de dos palabras o expresiones de significado opuesto, que originan un nuevo sentido. Significa “Un silencio atronador”.

Palabras clave (3-5)

  • Se recuerda que el plazo vence el 31 de agosto del 2012

Palavras-chaves: filosofía y teología enseñanza universitaria

Autores: Gonzales, Edith (Pontificia Universidad Javeriana, Colombia)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575