Logo

5485 - Los subdelegados en los distritos del Pitic, Sonora y Álamos, Sinaloa: instancia local en el mercado de tierras, 1760-1818

Fernando VI, por medio dela real cédula de 15 de octubre de 1754, otorgó a los virreyes y a los presidentes de Audiencias la facultad de subdelegar la venta y composicones de tierras y baldíos en personas bajo el nombramiento de subdelgados. Décadas más adelante, Carlos III, a través del artículo 12 de la Real Ordenanza para el establecimiento e instrucción de Intendentes de 1786, reconoció a los subdelegados como parte de la administración local de los pueblos indios que eran cabecera de partido. A pesar de la distancia entre la sede del imperio español y la capital de la Nueva España, ambas normas tuvieron vigencia y aplicación en los ámbitos señaldos en el título del trabajo. En este, presentaré las acciones que realizaron los subdelegados en atención a lo ordenado por el gobernador de las provincias de Sonora y Sinaloa o por el intendente de Arizpe, en aras de atender las solicitudes de composicón o denuncio de tierras realengas presentadas por residentes en dichas latitudes con el propósito de llevar a cabo diferentes actividades productivas. En otras palabras, nos interesa mostrar por un lado como funcionarios de una administración local fueron esenciales en la aplicación de la norma en materia de la circulación de la propiedad, hecho fundamental en la ocupación del espacio y por el otro, el acatamiento por parte de los súbditos a la legislación queles otorgaba el beneficio de convertirse en propietarios.

Palabras claves: Subdelegados, mercado, tierras, legislación

Autores: Lorenzana, Gustavo (Universidad de Sonora, Mexico / Mexiko)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575