Logo

6447 - "¿Es la identidad anti-clase una representación de clase social? Clase media en Chile, 1930-1960"

En las décadas centrales del s. XX, en Chile se observa una consolidación de la “clase media”. Sus representaciones abarcan de manera significativa las distintas esferas de la sociedad, en consecuencia de un crecimiento paulatino, que vino de la mano de la modernización del país y todas las implicancias que eso conlleva.

Si bien el afianzamiento de la “clase media” en Chile en las décadas intermedias del s.XX es evidente, esto no significa necesariamente que se observe una identidad común en tanto clase social. Esta ponencia pretende analizar la paradoja que se observa entre la consolidación objetiva de la “clase media” chilena vs. su auto concepción subjetiva, la cual adquiere relevancia al momento de comprender el desarrollo histórico-social chileno.

Parto de la premisa de que las características que reflejan a la “clase media” chilena en ésa época, fueron las mismas que eventualmente las llevan a actuar de una manera tan ramificada. Sus sentidos de pertenencia, que son por elección y de carácter grupal se distinguen de acuerdo a sus intereses y afiliaciones dentro y fuera del conglomerado social. [1] Las cuales seguramente otorgan mayor prestigio social que una identidad global en tanto “clase media”, en especial considerando que sus integrantes viven determinados por su diferenciación más que por su carácter igualitario en tanto clase social.

El crecimiento de la “clase media” chilena se ha caracterizado por su dispersidad y su sensación de transitoriedad. [2] A mi parecer, dichos aspectos son fundamentales para comprender su comportamiento, ya que se relacionan con las características particulares del conglomerado social intermedio, el “estar” momentáneamente en la “clase media” implica una proyección ascendente e ilusión que se ven reflejadas en su comportamiento y mentalidad. El vivir víctimas de las apariencias, donde el “qué dirán” es central en sus actitudes y adquisiciones, representando algo que aspiran a ser aun cuando esto suponga tener apuros económicos, no implica que por ello dejen de anhelar lo que el otro tiene.

De lo anterior desprendo como elemento común una identidad anti-clase, que se manifiesta hacia un reniego en relación a esa pertenencia específica. Asocian su pertenencia a la “clase media” como una inferioridad, con todo lo que esto implica.

En consecuencia, deriva la hipótesis de una identidad sectorizada más que una identidad unificada de clase. Las identidades sectorizadas, aunque asociadas a aspectos que no son excluyentes a una categorización social media, no se asocian a una representación más amplia que aúne a todos los sectores en cuestión. Es decir, en la forma en cómo la “clase media” de la época se relacionan hacia su categoría social, a mi parecer la manifestación hacia una pertenencia de clase se omite. No se observa una cristalización ni una pertenencia.

Esta ponencia se centrara en las representaciones subjetivas de “clase media”, explorando en sus sentidos de pertenencia asociados a otros elementos de sus repertorios identitarios, basados en el análisis de espacios de esparcimiento social y recreacional, actividades de carácter cultural y avisaje publicitario en medios de comunicación escrita, donde se busca dar respuesta a la concepción de la anti-identidad de clase en tanto elemento representativo de clase social.


[1] A modo de ejemplo: categorías de sub-grupos sociales, profesión, sociedades en clubes, barrios determinados, juntas de vecinos, corporaciones culturales, asociacion

Palabras claves: Chile, clase media, identidad, anti-identidad, representaciones

Autores: stern, claudia (Universidad de Tel Aviv, Israel / Israel)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575