Logo

6082 - Construyendo "Nuestra América" : el papel de la cooperacion intelectual en el periodo de entreguerras

En los estudios sobre la vida intelectual de América latina, se suele afirmar que, antes de que fuera cuestionada la hegemonía cultural de Europa después de la Primera Guerra mundial, casi no existían lazos entre los intelectuales del subcontinente. Sin embargo, en la primera década del siglo XX, eran cada vez más numerosos los intercambios, en particular entre científicos y médicos. Esta dinámica aparece aun más importante en los años 1930, durante los cuales se multiplicaron entre otros los intercambios universitarios y los convenios de carácter cultural. Estos intercambios eran la obra de científicos y académicos, y pueden ser calificados de informales.

Después de 1918, con el surgimiento de una organización estructurada de cooperación intelectual gracias a la Liga de las Naciones, los actores latinoamericanos, oficiales o no, empezaron a formar parte de redes más formales. La Comisión Internacional de Cooperación Intelectual, y su organismo ejecutivo, el Instituto Internacional de Cooperación Intelectual (que es considerado como el antepasado de la UNESCO), cuya sed era ubicada en París, tenía como objetivo crear lazos entre los intelectuales del mundo entero, ofreciéndoles de ese modo un auditorio más largo para sus ideas e iniciativas.

En paralelo, la Unión Panamericana iba desarrollando un Servicio de Cooperación intelectual, cuya prioridad era las cuestiones educativas. Favoreció, después de la guerra, intercambios de profesores y estudiantes. Además, la cooperación intelectual se convirtió en un tema de discusión cada vez más importante durante las conferencias panamericanas.

Gracias a estas redes tanto formales como informales, la práctica de la cooperación intelectual se hizo más frecuente. De este modo, podemos afirmar que una nueva dinámica floreció durante este período : los países latinoamericanos expresaron el afán de crear lazos al nivel del subcontinente. Para cumplir con esta meta, la cooperación intelectual, y en particular los intercambios académicos, constituyeron un medio privilegiado para que la solidaridad continental dejase de ser la preocupación únicamente de diplomáticos y políticos y empezara a involucrar también a la sociedad civil.

Trataremos, en este trabajo, de mostrar como los intelectuales latinoamericanos, así como los diplomáticos, usaron las redes de la cooperación intelectual creadas por el Instituto Internacional de Cooperación Intelectual, que se puede considerar como muy eurocéntrico, y la Unión Panamericana, vista como un instrumento de la política americana de los Estados Unidos, para crear redes y comunidades realmente latinoamericanas.

Palavras-chaves: cooperacion intelectual ; union panamericana ; Liga de las Naciones

Autores: Dumont, Juliette (IHEAL, France / Frankreich)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575