Logo

6074 - ¿LA HISTORIOGRAFÍA CONSERVADORA MEXICANA Y SU CARACTERIZACIÓN DE LA MASONERÍA DURANTE LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XX¿

Durante buena parte del siglo XIX, se registró en México, al igual que en otras partes del mundo, la lucha entre dos concepciones políticas opuestas; el liberalismo que pugnaba por una sociedad laica basada en los valores de la individualidad, la tolerancia religiosa y la democracia representativa y el conservadurismo que planteaba la necesidad de mantener la unión entre el Estado y la Iglesia , al igual que el sentido comunitario de la sociedad, la unidad religiosa nacional y la preservación de los fueros eclesiástico y militar. Tras su derrota militar en 1867, el conservadurismo mexicano se mantuvo latente y resurgió sucesivamente a través de diversas manifestaciones políticas y sociales entre las que se pueden mencionar los grupos católicos sociales durante el Porfiriato, el Partido Católico Nacional, el movimiento cristero, la U , las Legiones, la Base y la Unión Nacional Sinarquista.

La acción del conservadurismo mexicano en el siglo XX, no solo se expresó a través de movimientos políticos, cívicos y sociales, sino que paralelamente fueron surgiendo intelectuales católicos que expresaban su oposición a los regimenes surgidos de la Revolución Mexicana a través de panfletos, folletos y libros, que si bien en algunos casos tenían como objetivo principal la polémica ideológica con sus adversarios, poco a poco fueron constituyendo una interpretación particular no solo de la política sino también de la Historia de México, opuesta a la difundida por el régimen, constituyéndose de esta forma lo que algunos autores han denominado “Historiografía Conservadora”.

Un hombre clave en el impulso a esta forma de interpretar la Historia , fue Salvador Abascal Infante quien después de haber renunciado a su militancia en la Unión Nacional Sinarquista movimiento del cual fue uno de los lideres más destacados, recibió la oportunidad a finales de los años cuarenta de convertirse en el jefe de administración de Editorial Jus, fundada por Manuel Gómez Morin. Desde ese puesto, y también a partir de los años setenta cuando fundó por su cuenta Editorial Tradición, incentivó la publicación de obras que reflejaban la versión conservadora de la Historia de México; la cual resaltaba a figuras como Hernán Cortés, Agustín de Iturbide, Lucas Alamán y Miguel Miramón, entre otros. Algunos de los autores que planteaban esta visión historiográfica fueron además del propio Abascal, Alfonso Trueba, Celerino Salmerón, Alfonso Junco, Andrés Barquin y Ruiz, José Bravo Ugarte, Antonio Rius Fascius y Carlos Alvear Acevedo.

El conservadurismo ha considerado como uno de sus enemigos principales a la masonería, ello debido a que se le considera una de las agrupaciones que impulsó desde el siglo XVIII la difusión de las ideas liberales de laicismo y secularización opuestas a los proyectos de sociedad católica, esto en concordancia con las normas eclesiásticas previas al Concilio Vaticano II. Se decía además que en alianza con los judíos, los masones influenciaban a diversos gobiernos alrededor del mundo, incluyendo al mexicano. Los autores de la “Historiografía Conservadora” consideraban las logias masónicas como las responsables de buena parte de los males de la nación mexicana, que según su interpretación, van desde la caída del Imperio de Iturbide debido a la influencia de Joel R. Poinsett, impulsor en México de la fun

Palavras-chaves: Historiografía, conservadurismo, masonería, México,

Autores: Martínez Villegas, Austreberto (Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana, Mexico / Mexiko)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575