Logo

9801 - El movimiento estudiantil mexicano de los 60 y 70 jugó el papel del partido revolucionario marxista

Las izquierdas mexicanas nacieron al margen de su hábitat natural: el movimiento obrero. Este fue cooptado por el Estado mexicano desde su origen: la casa del obrero mundial que formó batallones "rojos" para perseguir a los movimientos campesinos armados de Emiliano Zapata y Francisco Villa.

Durante el cardenismo 1934-1940 el Estado promovió la creación de grandes sindicatos, estos se integraron al corporativismo y las izquierdas, señaladamente el Partido Comunista Mexicano se sometieron al cardenismo, en buena medida influidos por la política de Frente Único establecida por José Stalin a través de la III Internacional o Internacional Comunista. Esa política se denominó en México: Unidad a toda Costa.

El PCM se sometió al Estado y luego fue expulsado del movimiento sindical mediante la violencia y la ilegalidad. Se configuró lo que el escritor comunista mexicano José Revueltas denominó proletariado sin cabeza.

La hipótesis que se planteara en esta ponencia es la siguiente:

El movimiento estudiantil mexicano de las décadas de los años 60 y 70, cumplió las tareas que Carlos Marx y Antonio Gramsci le asignaban al partido revolucionario. Se trata de la la idea de Partido en el sentido histórico. Según el criterio de esos pensadores, el partido es: memoria histórica; vanguardia política; promotor y organizador de organizadores sociales y políticos; consciencia crítica y constructor y educador de una nueva cultura.

Palavras-chaves: izquierdas mexicanas; partido revolucionario; movimiento estudiantil

Autores: Ortega Juárez, Joel (UNAM, France / Frankreich)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575