Logo

4629 - Entre lo artificial y lo auténtico: La nueva mujer, el cine mudo y la literatura en América Latina y España, 1922-1934

En América Latina y en España, varios textos narrativos y teatrales de los años 20 y 30 cuentan las historias de mujeres que aspiran ser actrices de cine. Para algunas protagonistas, el cine representa un camino de liberación, hasta cierto punto. Para otras, el séptimo arte las lleva a un mundo corrupto y artificial. En esta ponencia, voy a enfocarme en esta última categoría. El objetivo de esta ponencia es explorar la variedad de actitudes hacia el cine desde la perspectiva femenina, enfocándose en cómo se expresan estas actitudes en las obras literarias de la época.

En la novela salvadoreña de Alberto Masferrer, Una vida en el cine (Diario íntimo de Michel Andrewsky) (1922), la protagonista admira a la actriz norteamericana en la pantalla porque se porta como una “nueva mujer”, una mujer que goza de más autonomía que la típica salvadoreña. En “Chinina Migone” (1928), un cuento de la autora española Rosa Chacel, la hija de Chinina se convierte en una estrella de cine para poder expresarse a través de los gestos del silencio. La joven pierde algo de su identidad española, pero puede escapar de la dominación de su padre. En la comedia de Antonio Paso, Yo soy la Greta Garbo (Vida, pasión y triunfo de una estrella de la pantalla) (1932), Sinda Pañete resuelve el problema económico de su familia cuando triunfa en Hollywood como una actriz cómica, imitando los gestos del cine mudo. Sinda hace una versión paródica de Garbo y otras estrellas silentes para triunfar en un mundo dominado por la violencia y la lujuria de los personajes masculinos de su ambiente.      

En otras obras, el cine se retrata como un mundo superficial, vicioso y deshumanizado. En Estrella de día (1933), el autor mexicano Jaime Torres Bodet describe la relación entre Enrique, un joven cinéfilo, y Piedad Santelmo, una estrella de cine. Piedad es una mexicana de pelo rubio y ojos azules, ganadora de un concurso de las cejas más bellas, celebrado en México, por los directores de Hollywood. Al final de la novela, Enrique no sólo salva a Piedad de la artificialidad de la fantasía del cine mudo, también consigue liberarla de la superficialidad de la cultura deshumanizada norteamericana. En la comedia de Francisco Serrano Anguita, En la pantalla las prefieren rubias (1932), Cristóbal y su esposa Pepita rechazan la vida de una estrella de cine porque prefieren mantener su identidad auténtica y española en vez de sumergirse en un mundo efímero de maquillaje y pelo teñido.

Palabras claves: el cine mudo, la literatura, la nueva mujer

Autores: Duffey, Patrick (Austin College, Ud States of Am / USA)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575