Logo

6370 - Narrar el Caribe entre (y desde) cándidas y perversas niñerías

Las letras del Caribe del 2000, particularmente dominicana y puertorriqueña, componen una realidad textual que crea un mundo alternativo, en el que conviven lo real “objetivo” con lo ficcional y lo virtual. El Caribe narrado y sus personajes, bajo una estética del realismo sucio, del feísmo, se resisten a lo armónico y representan lo reprimido. Bajo un tono irónico y paródico, los textos se burlan de los discursos exotistas de lo caribeño y formulan la crítica o denuncia social comunicando la cotidianidad silenciada, marginal, “de abajo”.  

En este gesto subversivo cobran protagonismo nuevas voces fronterizas: niños/as que se aproximan a la realidad caribeña desde una perspectiva infantil, en la que el desconocimiento, la ingenuidad y curiosidad permiten un actuar y un decir liberado de estereotipos, eufemismos y de la dicotomía bien/ mal. Por tanto, las representaciones de la violencia de Estado durante dictaduras; de la fragmentación de la familia, fruto del fenómeno de la emigración; y de la violencia urbana (pobreza, violencia callejera, homicidios, mafia, soborno, delincuencia), entre otros, son narradas bajo un discurso fantasioso y fantasmagórico, inocente y perverso a la vez, en el que ni el Caribe es un paraíso perdido y ni los niños son un espacio de “pureza” y “seguridad”.  

Por tanto, la reflexión gira en torno a cómo estos relatos se apropian o se aproximan a la realidad caribeña a partir de una “estética de la niñería”, como la denominaré: lo caribeño se narra desde el juego y desde los niños, y su realidad se narra como un hecho de poca importancia, en una discursividad que no acusa a nadie pero a la vez acusa a todos.          

Palabras claves: narrativa del Caribe, perversión, infancia

Autores: Bustamante, Fernanda (Universitat Autònoma de Barcelona, Spain / Spanien)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575