Logo

6324 - Las puertas abiertas por Bolivia y Ecuador

 

Los

estados latinoamericanos han sido, desde sus comienzos, copias de los

estados europeos. En el primero proceso constituyente, siglo XIX, las

constituciones hechas por las élites europeas olvidaran las

realidades locales, olvidaran los indígenas, la existencia de

esclavos y de una cultura campesina que se formaba bajo una casi

ilegalidad consentida. Los estados así formados, muy semejantes

entre si, para nada se parecían a sus pueblos.

 

El

siglo XX empieza con una búsqueda por sus orígenes, cuya marca y

fundamento están escritos en la constitución mexicana del 1917, con

especial énfasis en las restricciones al derecho de propiedad de la

tierra. Hay otros momentos de gran discusión y intento de cambios,

como la revolución boliviana del 1952, el ascenso de Allende al

gobierno de Chile, la revolución cubana, etc. Nada de ello significó

cambios importantes en las constituciones nacionales.

A

finales del siglo XX, con la constitución de Brasil del 1988, aunque

sin cambios estructurales, se introduce derechos colectivos de

pueblos indígenas y derechos de todos a la naturaleza y a la

biodiversidad. Otras constitución se le siguieran siempre

introduciendo derechos colectivos de pueblos y protección de la

naturaleza.

 

Las

constituciones latinoamericanas empiezan a incluir en la sociedad,

por medio de la constitución, sus pueblos y la naturaleza.

 

Las

dos últimas constituciones, Bolivia y Ecuador, coronan este proceso

y abren las puertas para un nuevo período de transformación.

El

presente trabajo pretende estudiar justamente que puertas se abren y

sobretodo si se puede pasar por ellas.

 

Palavras-chaves: Constituciones de Latinoamerica; pueblos y constitucion; naturaleza y constitucion.

Autores: Mares de Souza Filho, Carlos Frederico (PUC-PRŽPontifica Universidade Catolica do Paraná, Brazil / Brasilien)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575