Logo

6018 - Combinando modelos: el Estado social argentino en el siglo XXI.

Desde sus inicios, en los años 50, el estado social argentino presentó una forma institucional híbrida, si tomamos como referencia la tipología clásica propuesta por Esping-Andersen. El caso argentino combina al mismo tiempo el modelo corporatista y el modelo universalista. Sin embargo, dentro de esa configuración híbrida, durante el siglo XX, el modelo corporatista fue predominante. El estado guardó siempre un rol subsidiario respecto de la familia. El estado social que surge en los años 50 se estructura entorno a una asistencia social semi-estatal y residual; a un sistema híbrido de protección de la salud (corporatista y universalista al mismo tiempo); a un sistema universalista de educación, pero también, entorno a un sistema de seguro social para la protección de la vejez.

Desde finales de los 90, y sobre todo a principio de siglo XXI, como consecuencia de la importante crisis económica y social que afecta el país en 2001, el Estado social argentino comienza a imaginar nuevos mecanismos de protección social. Algo que ya algunos autores han subrayado, es el hecho de que se va ampliando el carácter universalista del modelo. Sin embargo, también se observa un fortalecimiento ad hoc del modelo corporatista. El objetivo de esta comunicación es analizar la manera en la que el Estado social argentino se reconfigura buscando incorporar, replicando las formas contributivas de protección social asociadas al estatuto de asalariado, a aquellos que no pueden lograr una inserción estable en el mercado de trabajo. Nos referimos concretamente a dos casos: las pensiones no contributivas y a la utilización del denominado monotributo social.

Palavras-chaves: Argentina, estado social, asignaciones, pensiones.

Autores: Poblete, Lorena (Instituto de Desarrollo Económico y Social (IDES-CONICET), Argentina, Argentina / Argentinien)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575