Logo

6071 - ¿POR LA PRESERVACIÓN DE LA TRADICIÓN: LA OPOSICIÓN INTEGRISTA CATÓLICA AL CONCILIO VATICANO II EN MÉXICO (1962-2009)¿

El Concilio Vaticano II, que se llevó a cabo entre 1962 y representó un suceso que modificó la dinámica de la Iglesia Católica en todos los ámbitos, desde lo referente a las reformas litúrgicas hasta las relaciones con otras religiones, pasando por el aggiornamiento en diversas materias, tales como la aceptación del pluralismo, de la libertad religiosa y de la secularización. Estos factores determinaron una modificación sustancial de la relación de los católicos con la sociedad y la explosión de nuevas expresiones de vida eclesial, muchas de las cuales se caracterizaron por líneas progresistas e innovadoras desde diversos puntos de vista tales como el teológico, el litúrgico y el de compromiso social, todo ello derivado de una interpretación libre de las directrices conciliares. , que determinaron el surgimiento de nuevas corrientes del pensamiento católico

Ante esta explosión de nuevas manifestaciones, muchos católicos expresaron su inquietud por lo que juzgaban como un abandono de la Tradición de la Iglesia y de lo que ellos consideraban la integridad de la Fe, por lo cual surgieron alrededor del mundo movimientos conservadores que condenaban la apertura de la Iglesia mostrada a partir del Concilio Vaticano II y pretendían entre otras iniciativas la restauración de la misa en latín, la intransigencia católica frente a otras religiones y la condena de aquello que consideraban manifestaciones de una infiltración masónica en el seno de la Iglesia.

Entre los ejemplos de estos grupos integristas destaca la Fraternidad Sacerdotal San Pío X fundada por el arzobispo francés Marcel Lefevbre y encabezada hoy en día por el obispo Bernard Fellay, cuyos dirigentes fueron sancionados con la excomunión en julio de 1988 por el papa Juan Pablo II. Esta pena canónica fue levantada en 2009 por el papa Benedicto XVI, en medio de un escándalo mediático derivado de las declaraciones que cuestionaban la historicidad del holocausto judío en la Segunda Guerra Mundial, de parte de uno de los dirigentes de la Fraternidad, el obispo Richard Williamson. Si bien los seguidores de Monseñor Lefevbre (denominados por sus adversarios como lefevbristas) mantienen, al menos en teoría, la fidelidad al papado, existen otras vertientes integristas que desconocen la autoridad papal considerando como ilegítimos a todos los papas a partir de Paulo VI, estos grupos son denominados como sedevacantistas.

En México, estas expresiones integristas también tuvieron presencia, tanto en lo que se refiere a los sacerdotes como a los laicos. Entre sus principales exponentes destaca el jesuita Joaquín Sáenz Arriaga, los sacerdotes Moisés Carmona, Martín Dávila (que encabezó la Unión Sacerdotal Trento) y los laicos Anacleto González Flores (hijo), Antonio Rius Fascius y René Capistrán Garza, entre otros. Asimismo destaca la presencia de la postura sedevacantista en grupos ultraconservadores semi-secretos tales como los llamados “Tecos” de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

La presente ponencia tiene como objetivo analizar el origen, desarrollo y permanencia de las posturas integristas en el seno de ciertas comunidades católicas en México. Desde principios de los años ochenta la Fraternidad Sacerdotal San Pío X tiene una presencia creciente en México, a la vez que otros grupos sedevacantistas mantienen hasta la fecha su postura ideológica y sus comunidades de fieles en número relativamente estable. En consecuencia el estudio de este fenómeno religioso es de importancia para contribuir al mayor conocimiento de las reacciones de diversos sectores del catolicismo en torno al Concilio Vaticano II y a sus interpretaciones.

Keywords: postconcilio, integrismo, sedevacantismo, lefebvrismo, México

Author: Martínez Villegas, Austreberto (Instituo Mexicano de Doctrina Social, Mexico / Mexiko)

Back

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575