Logo

5432 - Fronteras territoriales, identidades colectivas y educación: algunas reflexiones a partir del caso de una comarca pirenaica

Diversos flujos parecen poner en tela de juicio la posibilidad de que las fronteras internacionales sean barreras impermeables, hoy. Como señaló en su día Appadurai, personas, capital financiero, medios de comunicación, tecnología e ideas, configuran, en su desplazamiento por todo el mundo, un gran paisaje plural a escala global, aunque tejido con particularidades locales. Además, algunos actores supranacionales han devenido protagonistas políticos de primer orden, compitiendo por parcelas de acción que durante mucho tiempo han sido propias de los Estados. Así las cosas, se podría pensar que los Estados se han convertido en actores poco relevantes a la hora de influir en las identificaciones colectivas y, sobre todo, cuando se trata de delimitar marcos de acción territoriales y políticos. Esta ponencia aborda un caso concreto para mostrar hasta qué punto dicha influencia se puede mantener. Concretamente, se presentarán algunas reflexiones a partir del caso de la Cerdanya, comarca franco-española del Pirineo que forma parte de una misma región tradicionalmente de habla catalana. La aproximación que se propone se centra en el papel de las instituciones educativas en la zona fronteriza. Ello conllevará un acercamiento al papel de las escuelas de ambos lados de la frontera, en cuatro sentidos: 1) Los CV educativos y la inclusión en ellos de la división fronteriza, de la UE, de Catalunya, España y Francia; 2) Las formas de colaboración entre escuelas de un lado y otro de la frontera; 3) El punto de vista de los educadores, ante el papel de la escuela en la posible existencia de un marco cultural compartido, por encima de la frontera; 4) La presencia de alumnado de un lado y otro de la frontera, en diversas escuelas. La experiencia cotidiana se orienta fundamentalmente en marcos culturales. Lo que se verá es que en una zona de frontera, tanto la división misma como los Estados y las categorías nacionales tienen un significado cultural nada desdeñable. La educación permite sostener simbólicamente una división territorial aparentemente difuminada en el marco de la Unión Europea. Pero al mismo tiempo se introducen aspectos que permiten a los habitantes de la zona fronteriza mantener referentes compartidos, como comarca de montaña, con idioma e historia compartidas y con la UE como marco cotidiano para conjuntar intereses colectivos. El caso presentado, en definitiva, permite observar cómo la influencia cultural de los Estados sigue vigente en las zonas fronterizas, aunque no mantengan una exclusiva en ese rol.

Palabras claves: Fronteras internacionales, educación, Identidades colectivas, Cultura, Pirineo, Unión Europea

Autores: Moncusí Ferré, Albert (Dpt. Sociologia i Antropologia Social. Universitat de València, Spain / Spanien)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575