Logo

5839 - De la Diosa Volcanica a Nuestra Señora de Agua Santa

En la cultura andina son conocidos los volcanes como "huacas" o seres sagrados. Para los puruhaes (Ecuador central) el Chimborazo y "la" Tungurahua eran sus ancestros masculino y femenino. Las erupciones volcánicas eran interpretadas como catástrofes o "pachacuti" (mundo al revés) y predecían que otros dioses dominarían en la tierra. Con la cristianización, la diosa volcánica Tungurahua fue transformada en la "boca del infierno" y su categoría divina fue sustituida por Nuestra Señora de Agua Santa, con cuya presencia las aguas perversas se transformaron en curativas y santas. Dentro de un sincretismo religioso la Diosa Volcánica se sometió a la nueva divinidad como castigadora por los pecados del pueblo; cuando éste acude arrepentido a la santa imagen, ella ordena que la "volcana" se calme. Una tipología de los "milagros" demuestra que Nuestra Señora de Agua Santa es protectora contra el "fuego" (erupciones volcánicas, incendios), salva a sus devotos de las caídas en los abismos y es capaz de curar con el "agua santa" todas las enfermedades. La visión mítica de los eventos volcánicos y catástrofes naturales es muy importante para entender al ser humano "profundo", sus motivaciones psicológicas y su cosmovisión cultural.

Palavras-chaves: Religiosidad popular Sincretismo Visión mítico-cultural andina

Autores: Moreno Yanez, Segundo (PUCE - Ecuador, Ecuador / Ecuador)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575