Logo

4108 - La Vida Doble: Nagualismo en la Chinantla Media

Los datos etnográficos recabados en la subregión Media de la Chinantla en el estado Oaxaca presentan el fenómeno del nagualismo como una resonancia simbólica de las interacciones sociales que se establecen entre los miembros de una comunidad humana. La humanidad como condición se comparte con animales y fenómenos atmosféricos, las especies son socialmente permeables y mantienen entre sí una identidad comunicativa. El término jmi 2 dsi 2 se traduce como “vida” o “espíritu” y alude a la esencia vital que es considerada un bien escaso, divisible y compartido entre los seres del cosmos. Este principio vital que sostiene la existencia se encuentra adjunto al cuerpo en el interior del corazón.  

Para los chinantecos hay dos tipos de personas, las sencillas y las dobles. Las sencillas son aquellas que sólo cuentan con un jmi 2 dsi 2 , mientras que las dobles tienen más de uno y lo comparten con cuerpos de animales o de fenómenos atmosféricos con los que mantienen una relación de coesencia y comparten el destino. El jmi 2 dsi 2 le brinda a los humanos la capacidad de adoptar una multiplicidad de formas corporales, y de vivir el mundo a través de diferentes cuerpos, organizados como una sociedad jerarquizada en la que los poderosos controlan a los débiles. Lejos de ser vista como una entidad singular la persona chinanteca es concebida como dividual y puede incluir dos o una pluralidad de individuos. Tener un doble es negar el hecho físico de que un individuo es sólo un ser, en un sólo lugar y en cambio, afirmar el hecho social y psicológico de que un individuo son dos (o más) seres, en dos (o más) lugares diferentes.  

Actuar bajo la apariencia de un animal o fenómeno atmosférico no requiere ninguna transformación de la contraparte humana, son cuerpos independientes que existen y actúan de forma simultánea, no se tiene que perder una identidad para ganar otra.  

Los dobles comparten con las personas características físicas e identitarias que se manifiestan en sus cuerpos y rostros , así como en sus comportamientos y facultades, la salud, la fuerza, el conocimiento y el temperamento fluyen por los cuerpos, alternándose entre especies, y las capacidades de unos se encuentran contenidas en otros.

El nagualismo en la Chinantla se conforma por sistemas de sociabilidad que involucran distintas esferas de seres y especies, la condición humana es encarnada en animales o fenómenos atmosféricos, a partir de los cuales se expresan intenciones encubiertas, se canaliza la violencia y se establecen relaciones de poder en la sociedad humana.          

Palavras-chaves: Nagualismo, dividualidad, fución social, Chinantecos.

Autores: Oliveras, Daniel (UNAM-Instituto de Investigaciones Antropológicas, Mexico / Mexiko)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575