Logo

5111 - Cristo y Diablo en perspectiva (México-Brasil) 1

Aunque no lo sabemos a ciencia cierta, es posible que tanto la figura de Cristo como la del Diablo ya tuvieran apartado un lugar en el simbolismo religioso de los nativos americanos. Lo que destaca, hoy en día, es que por su asociación con los procesos de curación y enfermedad, uno y otro encarnan las dos caras del chamanismo: la cara luminosa y aquélla oscura, pero también el “adentro” y el “afuera”; la palabra y la risa; la contención y la desmesura; lo autóctono y lo alóctono; la armonía y el desequilibrio, etcétera. Al igual que con otros pueblos indígenas mexicanos, el Cristo de los rarámuri es visto como un ancestro de los chamanes, un intermediario entre los humanos y el Sol. Por su asociación con el mundo de abajo, su contraparte el Diablo, condensa algunas propiedades antitéticas: figura envidiosa y maligna por desear lo que no tiene, se le teme por ser el patrón de los hechiceros (los malos chamanes); pero también es el dueño del dinero y la lluvia. De ahí que se le reserve un trato respetuoso y se le considere como un mal necesario, al igual que sus descendientes, los mestizos…

Palavras-chaves: rarámuri, ontologia, chamanismo

Autores: bonfiglioli, carlo (Instituto de Investigaciones Antropológicas - UNAM, Mexico / Mexiko)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575