Logo

3921 - De dinámicas migratorias a moradas ingrávidas en la Riviera Maya

Hasta este momento la tensión reflejada en los estudios y análisis para dar respuesta a las causas de la migración se presenta en enfoques polarizados: la migración responde a una suerte de balance en una relación costo-beneficio que realiza el migrante, lo cual instala al individuo y sus circunstancias personales como el epicentro de la migración; entre tanto, la otra posición destaca fundamentalmente los determinantes estructurales. Desde hace un par de décadas la discusión planteada en estos términos se ha revelado inoperante pues en el primer caso el enfoque ha reconocido el papel de los medios de comunicación en la elaboración de imaginarios sociales, así como las experiencias de otros migrantes, como factores coadyuvantes en las decisiones individuales en la búsqueda de nuevos horizontes para mejorar sus condiciones de vida. Por otro lado, los factores estructurales, ineludibles en el análisis sobre las causas de la migración, sobre todo en tiempos de globalización y los acertijos de los capitales transnacionales, empuja a análisis con ponderaciones económicas que encubren y disuelven otros factores ligados a aspectos sociales, políticos y sobre todo culturales. Un cruce de caminos conduce a la disección del fenómeno y esto no necesariamente implica fragmentarlo, muy por el contrario, permite advertir el fenómeno en sus diversos componente y matices para encararlo desde diversos enfoques y perspectivas disciplinarias de suerte que este ejercicio no sólo revitaliza sino que renuevan de manera permanente, en diferentes niveles y gradaciones un fenómeno social que está en una dinámica permanente.

Pero específicamente en antropología la tensión arriba aludida, entre perspectivas individuales o macros sobre la migración queda decantada, a mi juicio cuando se refiere a las personas, es decir a los migrantes. Hablar de migrantes es una designación que reconoce el componente de decisión de las personas, sin dejar de advertir que esa disposición significa la cristalización de una serie de factores a nivel macro, económicos, políticos, culturales, procesos institucionales y normativos que son los que a la postre determinan y condicionan la decisión individual de las personas para cambiar de lugar de residencia.

Palavras-chaves: Migración, identidad, cultura maya

Autores: Cardenas, Eliana (Universidad de Quintana Roo, Mexico / Mexiko)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575