Logo

8049 - El patrimonio cultural y la construcción del imaginario nacional

Con la promulgación de la Carta Magna de 1917 el Estado que surgió de la Revolución empezó a ejercer el monopolio sobre todo lo que consideró patrimonio nacional; la vía para llevar a cabo tal empresa fue el desarrollo de un gigantesco proyecto cultural y educativo, el cual tuvo su plataforma principal en la Secretaría de Educación Pública (SEP) creada en 1921.

Este proceso implicó la identificación con cierto tipo de bienes y prácticas culturales afines con los nuevos ideales, inhibiendo con ello que se reactivaran otros valores ideológicos relacionados con antiguos grupos en el poder, o lo que es lo mismo estableciendo “olvidos institucionales”, como los ha llamado Eugenia Meyer. [1] De tal manera el proyecto político revolucionario concibió la configuración del patrimonio cultural de la nación y la construcción de un nuevo imaginario nacional sustentado en el mismo.

Esta ponencia persigue analizar algunas prácticas culturales jaliscienses y su posterior transformación de acuerdo con el propósito de perfilar una identidad nacional uniforme, como bien lo ha señalado Enrique Florescano, eliminando las contradicciones ideológicas y los conflictos internos. [2]

[1] El futuro era nuestro . Ocho cubanas narran sus historias de vida. México : FCE-UNAM, 2007, p. 16.

[2] “El patrimonio nacional. Valores, usos, estudio y difusión”. Enrique Florescano (coord.). El patrimonio nacional de México . I. México, CONACULTA-FCE, 1997, p. 18.

Palabras claves: Patrimonio cultural, imaginario nacional, Estado

Autores: García Fernández, Estrellita (El Colegio de Jalisco-Universidad de Guadalajara, Mexico / Mexiko)

atrás

University of Vienna | Dr.-Karl-Lueger-Ring 1 | 1010 Vienna | T +43 1 4277 17575